Líneas de Trabajo

 

Sistema de justicia detonador de desarrollo

El Sistema de Justicia debe responder a la realidad del pueblo de México; conocer los retos que tienen empresarios e inversionistas; ser un detonador de desarrollo y contribuir a posicionar a México a nivel global, a través de ofrecer la certeza jurídica que propicie y garantice las grandes inversiones.

 

Sistema de justicia independiente

México necesita un sistema de justicia independiente que garantice el orden social; que acabe las omisiones y excesos de los otros poderes; que cumpla y haga cumplir la ley de manera equitativa; que defienda a su pueblo en contra de la impunidad y que permita a la ciudadanía vivir con la certeza de que la ley es justa e imparcial.

 

Sistema de justicia con fortaleza institucional

México requiere un Sistema de Justicia inmerso en un sistema de gestión de calidad con procesos simplificados y transparentes; que permita dar seguimiento al ciclo de administración de justicia; y medir su eficacia con base en indicadores de gestión. Aliviar la saturación que enfrenta a través de reingeniería y tecnología, reducir la carga de trabajo de las personas que imparten justicia y mejorar la calidad de los servicios. Tener estructuras judiciales especializadas, que comprendan los temas complejos de la sociedad. Transparentar el sistema de contratación, para que los y las mejores profesionistas sirvan a México; acabar con el nepotismo e influyentísimo, que restan independencia y justicia a la toma de decisión.

 

Sistema de justicia centrado en la ciudadanía

La ciudadanía debe pasar de ser un objeto de la política pública al sujeto beneficiario de la justicia, para lo cual el Sistema de Justicia debe colocar a la ciudadanía como su centro de atención.  Desde esta perspectiva, la justicia debe ser inmediata, informada, accesible, sencilla, económica, expedita, transparente y debe contribuir a solucionar problemas, reducir impactos adversos y el deterioro de las relaciones y los asuntos humanos.